Titulares

 

viernes, 4 de febrero de 2022

Franchesca Álvarez: La doctora entregada por vocación y convicción a la Reumatología


Santo Domingo. - Abnegada, despierta, soñadora e inteligente son algunos de los adjetivos que definen a la doctora Franchesca Álvarez.

Médico internista con especialidad en Reumatología e Inmunóloga Clínica en el Centro Médico UCE, donde recientemente inauguró su nuevo consultorio.

Su trayectoria se ha caracterizado por un continuo proceso de investigación en la artritis reumatoide y el sistema inmunológico de los pacientes con este tipo de afecciones.

Con especialidad en Reumatología e Inmunología Clínica por el Hospital Cabral y Báez de Santiago y con el aval de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) ha puesto en práctica todo lo aprendido en su trayecto ejerciendo ambas profesiones médicas.

La doctora Álvarez, dijo que estudió medicina por su vocación de ayudar a las personas en su momento de dolor y ayudarlos a sanar.

“Mi motivo más grande inició desde la niñez, cuando veía a mis tíos padecer de fuertes dolores articulares, y recuerdo que les decía: “Tranquilos que yo voy a estudiar medicina y los voy a sanar”, de ahí nace mi decisión de ser médico”, expresó Álvarez.

“Lo mejor está por venir, el médico nunca termina de investigar, siempre estoy apasionada con mi carrera, me gusta estar al día con la ciencia para seguir ayudando a mis pacientes, que son la parte más importante en mi vida, llega un momento que se convierten como en tu familia, por eso es mi compromiso de innovar y seguir aprendiendo por ellos”, dijo la reumatóloga.

La doctora Álvarez, manifestó que la «reumatología es su norte, su presente y su futuro desde niña».

“Amo esta carrera desde niña, la reumatología es mi norte, mi presente y mi futuro, desde que inicié la universidad lo hice enfocada en que quería especializarme en Reumatología, entonces me dí cuenta que tenía que hacer primero una especialidad en medicina interna, que es un requisito y es algo de lo que nunca me arrepentiré”, precisó.

Explicó que, durante sus años de consultas, pacientes, tratamientos, casos de éxito, investigaciones y guardias le dieron la razón de que el camino estaba bien trazado.

“Mis años de formación me ayudaron a ver y entender cómo las personas sanaban o yo les podía mejorar el dolor, dar un poco de luz en medio de la oscuridad en donde ellos se encontraban me llenaba cada día más de satisfacción, confirmando esto que no me equivoqué en mi elección”, indicó la doctora Álvarez.




« PREVIO
SIGUIENTE »

No hay comentarios

Publicar un comentario